NOTICIAS

Películas uruguayas que inspiran en diferentes idiomas

19 oct. 2018

Las dos nuevas películas de Luis Ara, Licenciado en Gerencia y Administración por ORT, ya están en Netflix. El empresario contó sobre el reto que implica generar contenido de alta calidad para ese tipo de plataformas internacionales.

Luis Ara

Superación, inspiración y aporte a la sociedad. Al menos uno de esos tres elementos está presente siempre en las películas de Trailer Films, la productora de Luis Ara, Licenciado en Gerencia y Administración por la Universidad ORT Uruguay.

Después del reciente estreno de su película Por siempre, Chape, que narra la historia del equipo de fútbol brasileño que sufrió un trágico accidente de avión horas antes de disputar su primera final de la Copa Sudamericana, el documental llegó a los cines de Brasil y Colombia, y para el resto del mundo ya está disponible en Netflix. En esa plataforma ya estuvieron otras dos películas de Ara: Gonchi y 12 horas 2 minutos. Hoy también está Perú, tesoro escondido, que fue traducida, como la de Chapecoense, a más de 12 idiomas.

Ara, quien gerencia y dirige sus producciones, contó algunos detalles sobre sus más recientes filmes y sobre el reto que implica generar contenido de la más alta calidad, para que lleguen a canales y plataformas de renombre a nivel internacional.

¿Cómo hace una productora para que sus contenidos lleguen a las plataformas de streaming o canales de cable más importantes?

No existe una receta. Para que una productora local pueda colocar sus productos en plataformas reconocidas de streaming, en canales importantes de cable o en el cine, lo principal es trabajar con una serie de requisitos de calidad que te permiten estar a la altura de lo que se consume en esas plataformas o canales en el mundo.

Me refiero a la calidad de realización, de producción y, por supuesto, en cuanto a lo que tiene que ver con contar historias más universales y de interés internacional. De todos modos, no quiere decir que una historia local no pueda ser internacional, de hecho mi primer documental 12 horas 2 minutos se estrenó en HBO para Latinoamérica y después en Netflix, y era una historia basada y contada a nivel local.

Tenemos muy claro que queremos llevar nuestros contenidos a todo el mundo y para eso trabajamos todos los días, para hacer contenidos de cada vez más calidad y más desafiantes. Actualmente tenemos una división de documentales que nos ha dado muchas satisfacciones, pero también estamos desarrollando formatos de televisión, películas de ficción y series documentales. Estamos trabajando en varios formatos con la esperanza de distribuirlos en los mejores lugares que existen.

Una de tus películas más nuevas —Por siempre, Chape— se estrenó en los primeros días de agosto en los cines de Brasil y Colombia y está disponible en el resto del mundo a través de Netflix. ¿Qué repercusiones te han llegado?

Por siempre, Chape es una película que ha tenido una distribución mixta. Se estrenó en los cines en Brasil y Colombia el 9 de agosto y unos días antes se había estrenado en Netflix a nivel mundial.

Las repercusiones que me han llegado son todas muy buenas. Las críticas son increíbles y salieron en muchos medios importantes del mundo. A través de las redes sociales llegan las opiniones “no oficiales”, que son las de la gente; basta con buscar el título de la película en Twitter, por ejemplo, para encontrarse con comentarios muy positivos de todas partes del mundo.

Fue una película hecha con muchísimo respeto y cariño. Nos encargamos de cuidar una serie de elementos que nos habíamos comprometido a trabajar y me llena de orgullo que los medios y la gente destaquen justamente esa intención. Buscamos no hacer un producto amarillista o sensacionalista y no enfocarnos en la tragedia. 

Todas tus películas menos una involucran testimonios y recopilación de imágenes de archivo. La de Perú es, por eso mismo, un documental completamente diferente en ese sentido. ¿Fue la película que te ha representado un mayor desafío a nivel visual hasta ahora?

Perú, tesoro escondido es una película que se me metió en la cabeza, que tenía ganas de hacer, así que fui y la hice. No lo analicé mucho más.

Después se transformó en un gran desafío, porque era un estilo de película que nunca había hecho. Me entusiasmó probarme en otro nivel y en otro formato. Al final fue decantando sola. Tenía historias y personajes, pero me pareció mucho más lindo a nivel visual que fuera un viaje por un país y que la imagen hablara por sí sola, que en todo caso el narrador contara un único cuento. Si bien él hace referencia a historias pequeñas, es él mismo quien las cuenta. Es otro formato.

La imagen, la música y el guión del narrador fueron los tres elementos más importantes de esta película, y por eso creo que es un gran mérito de esa película. Fue un desafío, pero en el momento no me lo planteé así.

La de Chapecoense, por ejemplo, también tuvo sus propios méritos y desafíos, algo de lo que solo un medio en Brasil se dio cuenta. Es una película sobre la historia de un club de fútbol con una tragedia en el medio, pero que no muestra prácticamente nada de fútbol y definitivamente nada de la tragedia.

Eso sí fue un desafío, porque no hay un avión caído, rescatistas trabajando, sangre, no hay nada de eso. Esta película me pareció mucho más desafiante en términos de realización, porque mostramos un lado distinto de la historia, lo demás se vio en todos lados.

Luis Ara

Con excepciones, las películas de Trailer Films suelen tener varios puntos de conexión entre sí: el deporte, el género documental y el factor de tragedia o de lucha entre la vida y la muerte. Seis de tus diez títulos, entre los que ya fueron estrenados y los que se están por venir, comparten este último elemento. ¿Qué implica para vos realizar ese tipo de películas? ¿Qué tienen de especial?

Agrego una palabra a las que mencionaste: superación. Si tuviera que decir una palabra que puede ser transversal a prácticamente todos mis títulos sería esa, que es la capacidad del ser humano de enfrentarse a situaciones difíciles en la vida y superarlas.

La otra palabra que agregaría es inspiración. Me gusta que mis películas sean inspiradoras, que ayuden a ser mejor y colaboren con crear una mejor sociedad.

Precisamente, mis películas tienen mucho que ver con la sociedad. El deporte aparece mucho, porque creo que es una gran herramienta de educación e integración, si es bien utilizada. Y por deporte me refiero al que practica la persona común: los que juegan al fútbol en una canchita, los que hacen hockey, handball, vóleibol o el que sale a correr por la rambla.

Cuando estoy viendo historias, siempre me llaman mucho las que tienen todos esos componentes: superación, inspiración, que aporten algo a la sociedad. Creo que cuando todos esos elementos se combinan, salen muy buenas historias.

12 horas 2 minutos fue una película que intentó hacer reflexionar sobre la importancia de donar órganos. Jugadores con patente tenía que ver con la rivalidad del deporte y lo absurdo de la violencia, ya que los dos capitanes de Peñarol y Nacional de ese entonces son amigos afuera de la cancha.

En Gonchi se muestra la superación. Teros es sobre lo importante que es el deporte amateur y el hecho de querer competir contra los mejores a pesar de atravesar un montón de dificultades.

Perú, tesoro escondido tiene que ver con la sociedad en su máxima expresión, trata sobre el origen de nuestro continente, de dónde venimos. Por siempre, Chape tiene que ver con la superación del equipo para pasar de la serie D a la final de la Copa Sudamericana, y con la fuerza que tomó luego del accidente.

Las películas que se vienen también siguen esa misma línea…

Sí, Alexis Viera: una historia de superación es sobre la superación personal y el hecho de lograr algo que parecía imposible. También estoy trabajando en una película que tiene que ver con un caso de la CIA en la década del 50, El misterio de Pont-Saint-Espirit, tiene que ver con abrir los ojos ante ciertas cosas. Por otra parte, estoy trabajando en otra sobre el Holocausto, The coldest winter. Todas tienen que ver con esas palabras que mencionaba.

Siempre se trata de películas del género documental. ¿Creés que ese formato logra transmitir todos esos conceptos que mencionabas con mayor fuerza?

Para mí sí, pero todos los formatos son válidos.

Estoy trabajando en algunas ficciones, pero el género documental me gusta mucho, porque, como lo dice su nombre, documenta la realidad. Documentar la realidad tiene mucho que ver con colaborar a crear un archivo histórico de lo que pasa en las sociedades de Uruguay y el mundo.

¿Cuáles son los principales retos que encontrás hoy a la hora de gerenciar y administrar una productora en Uruguay?

El trabajo del productor es un conjunto de desafíos permanentes, que están en las distintas etapas del proceso: encontrar una historia, filmarla, financiarla, producirla y distribuirla. Cada una de esas etapas es un desafío en sí mismo y es lo que me divierte de este negocio. Estoy por terminar una película y enseguida empiezo con otra, es un círculo.

¿Y en qué etapa llegás a aplicar lo que aprendiste en la carrera?

En términos generales, el estudio es algo que te brinda siempre muchas herramientas. Te da conocimientos sobre distintos aspectos, te ejercita la cabeza para estar abierto al mundo.

La carrera que hice en ORT me ha ayudado muchísimo a nivel particular, porque es sin duda la caja de herramientas que uso todo el día, desde cómo hacer una presentación, cómo pararme frente a las personas y hablar, cómo ser responsable con los plazos, cómo trabajar en equipos y cómo liderarlos, cómo compartir conocimiento, hasta aprender a escuchar. Te podría nombrar un millón de cosas que hoy sigo utilizando a pesar de los años.

La carrera definitivamente me ayudó a formarme profesionalmente y como persona. Estudié la Licenciatura en Gerencia y Administración y aprendí a gestionar recursos, personas, inversiones, proyectos, y eso es aplicable a una película, a una fábrica o a una empresa de software. La carrera y la universidad me dieron muchísimas herramientas que son aplicables a cualquier cosa que yo haga.

Noticias de la Universidad ORT Uruguay

Boletín de noticias

Apoyo a emprendedores

La universidad brinda servicios de apoyo a estudiantes y graduados a través del Centro de Innovación y Emprendimientos (CIE).

Actividades deportivas

La universidad promueve actividades deportivas de competencia y recreación a través de distintas disciplinas.

Formación para docentes

El Centro de Actualización en la Enseñanza Superior (CAES) ofrece asesoramiento y formación continua a todos los docentes.

Estudios Judaicos

El Departamento de Estudios Judaicos organiza actividades educativas y culturales sobre variados temas del mundo judío.