Novedades

“La herramienta más poderosa para combatir el COVID-19 es la democracia”

24/06/2020
Conferencia online "Contemporary Challenges of Democracy", por Martin Palouš, Ph.D. en Ciencias Naturales, postdoctorado en Ciencias Políticas y Filosofía, y profesor asociado de Charles University.

“En esta pandemia tenemos que solucionar problemas que hace unos meses ni siquiera imaginábamos. Sin embargo, el COVID-19 no es solo una crisis o una situación difícil. Es un momento donde se tienen que tomar decisiones, donde se está construyendo una experiencia y es necesario que usemos este aprendizaje para nuestro bien”, señaló Martin Palouš, Ph.D. en Ciencias Naturales, postdoctorado en Ciencias Políticas y Filosofía, y profesor asociado de Charles University, durante la conferencia online "Contemporary Challenges of Democracy".

El evento, que se realizó el miércoles 17 de junio de 2020, formó parte del ciclo de conferencias que organiza el Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad ORT Uruguay.

Palouš fue miembro del Parlamento en Checoslovaquia (1990), viceministro de Relaciones Exteriores en Checoslovaquia (1990-1992) y viceministro de Relaciones Exteriores en República Checa (1998-2001), embajador de la República Checa en Estados Unidos (2001-2005) y representante permanente de la República Checa en las Naciones Unidas (2006-2011).

Una situación sin precedentes

“Estamos viviendo en un mundo afectado por un fenómeno nuevo y extraño. ¿Cómo podemos lidiar con esta situación? ¿Cuáles son los resultados de las medidas tomadas por los distintos gobiernos? ¿Cómo van a cambiar nuestros patrones de conducta después de esta pandemia? Por ejemplo, ¿veremos la total desaparición de los apretones de mano en el futuro?”, se cuestionó Palouš.

El experto señaló que todas estas preguntas tienen que ver con la democracia, con las reglas establecidas en función de la “nueva normalidad”.

“Tenemos que tomar en cuenta que esta es una situación sin precedentes. No hay prácticamente ningún ejemplo que los líderes políticos puedan tomar como guía”, señaló el experto y añadió: “La herramienta más poderosa para combatir el COVID-19 es la democracia”.

El rol de la democracia

“No podemos permitir que esta epidemia nos convierta en individuos llenos de miedo, susceptibles a cualquier tipo de manipulación. Debemos aceptar las reglas y órdenes que nos dan las autoridades, pero al mismo tiempo estar atentos, prontos para alzar nuestras voces si fuera necesario”.

“Declarar el estado de emergencia, aunque sea con buenas intenciones, puede tentar a los líderes políticos a manipular e incluso dañar irreparablemente la democracia en busca de su propio poder”.

El coronavirus tiene un carácter global. En ese sentido, dijo Palouš: “Requiere una respuesta internacional apropiada y una acción conjunta entre los distintos países democráticos del mundo”. También requiere una articulación objetiva, que no esté teñida por ideologías, entre profesionales del ámbito de la política, de la economía y de la ciencia.

Por último, el experto afirmó que la democracia, debido a su capacidad de autorreflexión y de autotransformación, es una herramienta fundamental para enfrentar tanto esta pandemia como para nuevas pandemias que pudieran surgir en el futuro.