Novedades

El rubro audiovisual en su mejor momento

05/04/2021
Grandes plataformas internacionales como HBO, Netflix, Amazon y Disney han llegado a nuestro país en los últimos meses para poder desarrollar sus rodajes.
El rubro audiovisual en su mejor momento

Desde hace varios años, Uruguay es un destino óptimo para la realización audiovisual, gracias a los incentivos fiscales y a las condiciones propias del país. Con la pandemia, logró consolidarse como un set seguro a nivel sanitario.

El Lic. Gerardo Castelli, coordinador académico de la Licenciatura en Comunicación orientación Audiovisual, explica este fenómeno poniendo sobre la mesa cuatro variables:

  • Situación regional: “Desde junio se filma en Uruguay mientras que la región ha estado parada casi todo 2020.”
  • Situación sanitaria: “Hasta noviembre Uruguay era el único país de América del Sur al que podían venir extranjeros y luego retornar a su país sin problemas. Esto favoreció a que se hagan rodajes para Europa que antes iban a Argentina.”
  • Protocolo sanitario: “Se estableció un protocolo sanitario de rodaje estricto y que ha funcionado muy bien, permitiendo que los rodajes se desarrollen con normalidad.”
  • Relación costo-calidad: “Hay un muy buen nivel técnico y de capacidad de rodaje, a precios competitivos.”

En el lanzamiento de la carrera Analista en Comunicación Cultural y Desarrollo Social, realizado en noviembre de 2020, la directora nacional de cultura del Ministerio de Educación y Cultura Mariana Wainstein destacó la gran cantidad de rodajes que se estaban realizando en ese momento en el país. “Estamos tratando de aprovechar esto al máximo, de sensibilizar sobre lo importante que es apoyar la industria audiovisual porque todo esto derrama empleo a toda la industria: actores, técnicos, un montón de profesionales y de ambientes que pueden no parecer estar en el audiovisual pero están, como ser gastronomía, hotelería y todo lo que mueve un rodaje”.

Ser altamente competitivos

Uruguay hace tiempo que se viene posicionando como un buen hub de producción para la plaza internacional audiovisual, sostiene Laura Sansone, productora audiovisual desde hace más de 30 años.

https://www.youtube.com/watch?v=0JUxcHTb8QY

“Eso ha tenido apoyo de las políticas públicas, como la exención de IVA para las producciones internacionales. El Programa Uruguay Audiovisual aportó algo que ya existía en otros países: el cash rebate”, para que las producciones internacionales obtengan un subsidio cuando contratan una productora que emplea técnicos y servicios nacionales. Esto posiciona a Uruguay como un país altamente competitivo. “Hoy hay un muy buen nivel técnico y de equipamiento, por lo cual se puede competir perfectamente con otras plantas de producción audiovisual. La herramienta del cash rebate lo que ha hecho es potenciarlo”.

Cuando al sector audiovisual le va bien, “el impacto a nivel económico es muy grande” porque esta industria abarca muchas puntas. “Cuando se realiza una producción audiovisual, no solo es la contratación de personal técnico capacitado y de personal para el rodaje, sino que además se contrata hotelería, vuelos en agencias de viaje, servicios de catering, de transporte; el derrame en las empresas anexas es muy grande y realmente mueve muchas otras empresas satélite que trabajan para el sector”, detalló Sansone, que se desempeña como consultora del Programa Uruguay Audiovisual en la Agencia Nacional de Desarrollo.

Los resultados de los trabajos que se han hecho a nivel internacional han sido muy buenos: los clientes se van conformes, hay un buen clima país, hay una disposición y apoyo por parte de las autoridades, hay buenos técnicos capacitados, las empresas productoras son serias; todo eso hace que Uruguay se haya vuelto una plaza muy atractiva a nivel internacional.

Laura Sansone

En este contexto, la Universidad ORT Uruguay firmó un acuerdo con Musitelli Films para la creación del Plan Estratégico de Formación Profesional Audiovisual, que busca potenciar la industria audiovisual. Específicamente en lo que tiene que ver con los rodajes que llegan del exterior, se implementará un programa de pasantías para que los estudiantes de ORT puedan aplicar los conocimientos adquiridos en prácticas profesionales reales. A su vez, se los capacitará “en posiciones críticas, como cámara, iluminación, producción, vestuario, arte”.

Cinedata.uy: una apuesta a la investigación

Juan Andrés Belo.

Docente, impulsor de proyectos culturales, crítico y realizador audiovisual, Juan Andrés Belo hoy es uno de los directores de Cinedata, la primera base de datos digital del cine uruguayo.

Con 1.623 títulos en su haber, entre cortos, medios y largometrajes, en este momento Cinedata está saliendo de su fase beta, gracias al apoyo de Montevideo Audiovisual. El objetivo de esta plataforma es “recopilar, digitalizar y hacer pública toda la información disponible sobre las películas uruguayas y sus técnicos, artistas y profesionales”.

Este proyecto ya lleva más de cuatro años de trabajo logístico, rastreo, identificación, clasificación, publicación de datos y, sobre todo, trabajo investigativo. Todo ese esfuerzo tiene como objetivo dimensionar el gran patrimonio audiovisual uruguayo.

Cinedata busca poner en relevancia la cantidad de personas que están implicadas en estas obras, “reconocer sus filmografías así como la diversidad de la producción nacional”, puntualizó Belo, que es Licenciado en Comunicación orientación Audiovisual por ORT. “Ahora estamos entrando en una etapa que tiene que ver con analizar en profundidad lo que pasa en el sector, quiénes trabajan; una de las implementaciones que estamos haciendo es poder distinguir a las 13.800 personas, instituciones y empresas que tenemos ingresadas, diferenciarlas por género por ejemplo, eso nos permite responder cuántas mujeres han dirigido cine en Uruguay entre el 1900 y el 2000, y cuántas lo han hecho del 2000 a esta parte”.

Belo asegura que su interés “siempre fue el cine”, que siempre le gustó y siempre quiso dedicarse a esto, pero en determinado momento comprendió “que había más necesidad de ciertas cosas que no eran necesariamente películas”, que había mucha gente haciendo películas porque la época del cine uruguayo raquítico había terminado. Entonces se enfocó en necesidades de reflexión, de investigación, “de cosas que son importantes para el sector y para el desarrollo de la cinematografía”. De todos modos, en este momento se encuentra “tratando de hacer el giro y de poder, efectivamente, producir”.

En paralelo, Belo contó que la docencia le ofreció, cuando sus proyectos todavía no eran sustentables, “una oportunidad de trabajo muy importante”. “Además, me encontré con una vocación tan grande como mi afición por el cine”.

Ser comunicador audiovisual, fusionado a mi temperamento, me dio la versatilidad necesaria como para poder trabajar en gestión, realizar y editar contenidos periodísticos, para ser editor de cortometrajes, de institucionales, de lo que sea necesario, de intentar producir documentales y ficción, así como idear esta base de datos que es Cinedata.