Novedades

El desafío de comunicar estratégicamente en Ancap

07/07/2020
Amalia Navarrete se graduó de la Licenciatura en Comunicación orientación Corporativa de ORT en 2016 y en los siguientes tres años se desempeñó como asesora en comunicación de ANCAP. En esta entrevista cuenta los retos de ese cargo.
Amalia Navarrete

Con solo 26 años y un título de Licenciada en Comunicación por la Universidad ORT Uruguay recién estrenado, Amalia Navarrete asumió el inmenso desafío de asesorar en cuanto a su comunicación corporativa a Marta Jara, presidente de un gigante estatal: la Administración Nacional de Combustibles Alcohol y Portland, más conocida como ANCAP.

No solo por ser una de las empresas más grandes del país, sino también por haber asumido su rol en épocas muy turbulentas para la empresa, la graduada de ORT debió poner todos sus conocimientos en práctica y armar una estrategia para mejorar la comunicación de ANCAP externa e internamente.

En este marco, Navarrete habló sobre su experiencia como asesora de comunicación de ANCAP, los retos que afrontó y cómo repercutió su pasaje por la universidad en su desempeño laboral.

 ¿Cómo describirías el trabajo como asesora en comunicación freelance?

El trabajo como asesor de comunicación freelance es súper desafiante. Uno puede llegar a trabajar para grandes empresas, emprendimientos pequeños, proyectos puntuales o con figuras públicas, por lo que hay que ser muy versátil para adaptarse a las distintas necesidades y objetivos. Creo que ese es el gran desafío, saber suficiente del contexto y tener una visión estratégica como para poder trabajar y agregar valor en cada una de esas personas o clientes con los que uno se vincula.

En tu experiencia como asesora en comunicación de ANCAP, ¿cuáles fueron los principales desafíos que te tocó afrontar?

Mi experiencia como asesora de comunicación en ANCAP fue realmente muy linda y enriquecedora, tanto en lo personal como en lo profesional. Fue un gran desafío.

Yo ingresé un año después de que se instalara el nuevo directorio y ANCAP estaba atravesando un momento de crisis muy importante que todos conocen. Eso tenía dos grandes frentes en los que, cuando llegué, hubo que comenzar a trabajar inmediatamente: la comunicación externa y la comunicación interna. 

En lo referente a la comunicación externa, la opinión pública era un desafío muy grande porque todos los días la situación era la misma: abrir el diario o prender la radio y ver qué se decía sobre ANCAP y qué estaba pasando. Esa información realmente no la controlábamos, no estábamos manejándola de forma estratégica y era muy difícil hacerlo. 

Sumado a eso, estaba el clima interno, que tal vez no fue tan conocido, pero fue muy importante cómo golpeó en los equipos la crisis que estaba atravesando la empresa. ANCAP, como la empresa más grande del país, tiene una cantidad enorme de funcionarios y todos, de una forma u otra, estaban golpeados por lo sucedido. Había una gran pérdida de confianza, entonces fue muy importante y desafiante empezar a trabajar en ese aspecto desde el primer día.

Normalmente, al llegar a un nuevo lugar de trabajo, uno se toma el tiempo de conocer todo de a poco. Sin embargo, en este caso, la situación no fue así: cuando llegué a la empresa, fue necesario actuar instantáneamente, porque así lo demandaba la empresa y la opinión pública, que presionaba mucho.  

¿Cómo es llevar adelante la comunicación de una empresa que, en varias oportunidades, ha estado bajo la lupa de la opinión pública? 

Para mí significó mucha responsabilidad, no solo porque es una empresa estatal, que es de todos los uruguayos, sino también por el hecho de que estaba muy atada a la imagen de su presidente en ese momento. Lo que yo decidiera o aconsejara tenía repercusiones importantes, no solo para ANCAP, sino también para su presidente. 

Cuando llegué a la empresa, fue necesario actuar instantáneamente, porque así lo demandaba la empresa y la opinión pública, que presionaba mucho

¿Cómo fue el trabajo en el vínculo con los medios de comunicación?

Creo que, para eso, el rol del comunicador corporativo es fundamental. En el caso de ANCAP hubo un efecto muy positivo.

Desde que ingresé, comenzamos a hacer un trabajo bastante fuerte en la transparencia y en el relacionamiento con los medios. Hicimos énfasis en la web, en los comunicados de prensa, en las conferencias de prensa y talleres. Intentamos que los medios tuvieran acceso a temas que a veces pueden ser complejos, pero que es necesario que se cubran por la importancia que tienen para el país, y, sobre todo, que tuvieran acceso a la información.

En cuanto a ese trabajo, creo que después de un tiempo, los resultados fueron muy positivos y el relacionamiento mejoró notoriamente. 

Frente a las instancias de crisis que te tocó afrontar, ¿cuáles fueron las claves del trabajo en materia de comunicación?

Durante mi período laboral hubo varias instancias de crisis bastante fuertes. Considero que para atravesarlas la clave es el trabajo proactivo, la transparencia y el manejo de información certera y de calidad. De esa forma, las comunicaciones pueden estar respaldadas. En eso, otra vez, ayudó mucho el relacionamiento con los medios que ya veníamos trabajando y ese intercambio fue muy positivo. También es importante destacar que fue un factor clave la visión e importancia que le dio a la comunicación la presidente, que permitió trabajar de forma profesional y transversal a la empresa. Creo que fue un punto clave para formar equipos y avanzar de forma profesional.

Personalmente, ¿qué huella te gustaría dejar a través de tu trabajo? 

Me gustaría lograr que la comunicación sea el vehículo para alcanzar mejores soluciones que impulsen el valor de cada persona, empresa o idea.

Para atravesar las crisis, la clave es el trabajo proactivo, la transparencia y el manejo de información certera y de calidad

¿Cómo recordás la elección de la Licenciatura en Comunicación y el tránsito por ORT? 

En lo personal, disfruté muchísimo haber estudiado en ORT y esos años fueron muy lindos. Disfruté mucho yendo a clases, escuchando las propuestas, las tendencias, conceptos y casos. Aproveché mucho también el desafío de ir pensando un poco más allá. Fue una etapa muy linda.  

¿Qué conocimientos de los obtenidos en la Licenciatura en Comunicación de ORT considerás que repercutieron con más fuerza en tu carrera profesional?

Creo que todos los conocimientos que obtuve de la licenciatura los usé de una forma u otra, sobre todo para este último trabajo como asesora en ANCAP. 

Las actividades que hacíamos —como enfrentar una crisis, trabajar en comunicación interna, diseñar una encuesta o presentar un balance anual— sumaron a tener una visión estratégica, que es lo más importante, y a poder pensar de esa forma cada desafío que se presenta.

Hoy es casi imposible tener conocimientos sobre cada uno de los temas a enfrentar en el trabajo, pero es muy importante contar con una visión estratégica y conocimientos generales sobre cada área, y, si hay que hacer foco en uno de los puntos, hacerlo de forma profesional.

Las actividades que hacíamos en la universidad —como enfrentar una crisis, trabajar en comunicación interna, diseñar una encuesta o presentar un balance anual— sumaron a tener una visión estratégica, que es lo más importante, y a poder pensar de esa forma cada desafío que se presenta