Novedades

Aprender junto a los cerebros más valiosos de la industria tecnológica

27/04/2021
Francisco Revello, Licenciado en Gerencia y Administración por ORT, se desempeña desde hace dos años como Digital Marketing Manager en la sede irlandesa de Google. Allí, explica, tiene la posibilidad de entrar en contacto con algunas de las personas más calificadas y capaces de la industria, por lo que afirma que, hasta ahora, trabajar en Google es “el mayor aprendizaje de su carrera profesional”.
Francisco Revello, graduado de la Licenciatura en Gerencia y Administración de ORT.

Estar en contacto con algunos de los cerebros más valiosos de la industria. Así define Francisco Revello, graduado de la Licenciatura en Gerencia y Administración de la Universidad ORT Uruguay, la oportunidad que significa para él integrar el equipo de un gigante tecnológico como Google.

Desde 2019, se desempeña como Digital Marketing Manager para Google en Irlanda y afirma que el camino lo ha llevado a logros como este por su flexibilidad y el hecho de “no planificar demasiado”. Si bien aún no sabe qué espera concretamente de su futuro profesional, de lo único que está 100 % seguro es que quiere seguir vinculado a la industria de la tecnología.

En esta nota, Revello habla —entre otros temas— sobre su afición por el marketing y la tecnología, la vida en Dublín y cómo utiliza en su trabajo actual las herramientas adquiridas en ORT.

"Considero a mi tiempo en Google como el mayor aprendizaje de mi carrera".

  • ¿De qué se trata tu rol como Digital Marketing Manager en Google?

    Trabajo en el departamento de Marketing de Google Cloud. Me enfoco en uno de sus productos llamado Looker, que brinda herramientas avanzadas de inteligencia de negocios y análisis de datos en la nube.

    Mi cargo forma parte del área de Demand Generation, que se refiere a la adquisición de nuevos potenciales clientes a través de canales digitales.

    Mi trabajo consiste en desarrollar estrategias de adquisición para los mercados de Europa, Medio Oriente y África, y coordinar la ejecución de tácticas de marketing concretas en canales digitales como SEM, SEO y sindicación de contenidos.

  • ¿Cómo es formar parte de una compañía tan potente como Google?

    Trabajar haciendo marketing digital en Google es vertiginoso, porque el volumen y el impacto de las campañas es masivo.

    Cuando ingresé a trabajar en Looker, todavía era una empresa privada. Al poco tiempo, fue adquirida por Google. Eso me permitió ver cómo era trabajar a un ritmo de start-up de alto crecimiento, vivir un proceso de adquisición desde adentro, y, finalmente, poder comparar la experiencia anterior con el ritmo de trabajo de un gigante tecnológico.

    El contraste es profundo, particularmente en cuanto a sistemas internos y a la cantidad de pasos adicionales que tienen todos los procesos. Por otro lado, en un gigante tecnológico, es posible acceder a las mejores prácticas y a algunos de los mejores cerebros de la industria. Hay una obsesión total con medirlo todo. Para el marketing online eso es genial, porque se puede tomar decisiones e inmediatamente medir su valor monetario.

    La atención a las necesidades de los empleados y los beneficios también son aspectos muy llamativos de este tipo de empresas como Google, y realmente fueron un apoyo fundamental durante la pandemia.

  • Tu trabajo está vinculado con el inbound marketing, ¿de qué se trata esto y cuál es su diferencial frente al marketing tradicional?

    El inbound marketing es uno de los pilares de las estrategias de marketing digital que más han crecido en la última década. El concepto central es evitar interrumpir la atención del usuario con tácticas de marketing intrusivas (es decir, casi todo lo que conocemos como publicidad tradicional).

    En la práctica, se trata de transformar tus activos/materiales/actividades de marketing en aquello que tu público objetivo está buscando consumir orgánicamente. Hay varios componentes en esta definición cuando se la aplica a internet, como marketing de contenidos, automatización de email marketing y SEO; pero fundamentalmente se trata de educar abierta y gratuitamente al público objetivo para construir confianza durante el proceso de investigación de cada potencial cliente, en lugar de buscar una venta fría desde el arranque.

  • Como graduado de la Licenciatura en Gerencia y Administración de ORT, ¿de qué forma tu carrera profesional comenzó a orientarse hacia el marketing?

    Si bien eso no fue un objetivo inicial, desde el primer semestre fui gravitando hacia al área más “creativa” de la carrera —que por suerte es bastante amplia—, que resultó ser el marketing. Tenía claro que quería trabajar en tecnologías de la información, por mis intereses de toda la vida.

    Eventualmente, pude combinar ambas áreas al concentrarme en marketing digital. Fui seleccionando materias electivas y talleres que reforzaron esa elección, y terminé obteniendo el título con especialización en Marketing. Hacia el final de la carrera, pude hacer mi pasantía en una agencia de marketing online, y ese fue el primer escalón profesional.

  • ¿Cómo fue tomar la decisión de desarrollarte profesionalmente en el exterior y cómo ha sido tu experiencia en Dublín?

    Durante el tercer año de mi carrera en ORT, tuve la oportunidad de hacer un intercambio estudiantil en una universidad en Europa. En ese tipo de experiencias, aún siendo estudiante, se puede ver la diferencia de velocidad con la que se mueven las sociedades, las economías, las noticias y los negocios en otras partes del mundo. Desde ese momento, supe que iba a volver eventualmente al exterior para generar tanta experiencia como fuera posible.

    Luego de graduarme, y tras varios años trabajando en el mercado local —ya sabiendo que me quería desarrollar en el sector de software—, noté la altísima concentración en Irlanda de empresas líderes en sus respectivos rubros: Apple, Google, Facebook, Twitter, LinkedIn, Microsoft, Salesforce y muchas otras. La posibilidad de acceder a ese mercado me pareció increíble, por lo que busqué un postgrado en marketing digital en una universidad de Dublín que me sirviera como puerta de entrada.

    Dublín es una ciudad considerada como un hub tecnológico europeo, y como tal, su mercado laboral tiene una mezcla impresionante de nacionalidades, idiomas y oportunidades. La experiencia ha sido alucinante tanto a nivel académico como profesional, y se lo recomendaría a cualquier graduado que esté pensando en hacer algo similar.

  • ¿Qué herramientas de las adquiridas en ORT durante la Licenciatura en Gerencia y Administración utilizás en tu día a día?

    Por más que parezca un poco desconectado del marketing, la proyección financiera es una herramienta de planificación que se utiliza muy seguido. Todas las campañas tienen un elemento de presupuesto y proyección de resultados en el tiempo, y siempre va a ser vital demostrar el retorno de cada centavo.

    Otra herramienta clave, quizás más abstracta, es la habilidad de pensar en términos prácticos y accionables. La metodología de casos, que recuerdo aplicaba en todas las clases de Enrique Kramer (coordinador académico de la Licenciatura en Gerencia y Administración de ORT), es muy efectiva para obligarte a pensar en el contexto y las variables que tenés disponibles para tomar decisiones.

  • ¿Cómo proyectás tu carrera profesional en los próximos años?

    Intento no planificar más allá de un par de años. Eso me ha dado la flexibilidad de, por ejemplo, decidir mudarme a otro país sin saber exactamente cuánto tiempo me iba a quedar allí. Lo único seguro es que voy a seguir vinculado a la industria de la tecnología en alguna capacidad. Considero a mi tiempo en Google como el mayor aprendizaje de mi carrera.