Novedades

“El rol del contador está tomando un perfil más analítico”

01/09/2021
Entrevista a Diego Najman, graduado de Contador Público de la Universidad ORT Uruguay y asociado en Guyer & Regules.
Contador Público Diego Najman
  • “La confianza y calidad del producto no es automatizable, pero sin duda se beneficia de la automatización. Esta permite la liberación de tareas rutinarias y que podamos realizar más actividades en un mismo periodo de tiempo”.
  • “El avance tecnológico acompaña y perfecciona el rol del contador”.
  • “El rol del contador está tomando un perfil más analítico, no solo para brindar una compilación de datos sino para aportar valor a ellos”.
  • “Sin estos programas perderíamos mucho tiempo en hacer actividades que no agregan demasiado valor”.

-¿Por qué decidiste estudiar Contador Público en ORT?

-La elección de la carrera de Contador Público no fue difícil. Desde bachillerato ya sabía que eso era lo que quería estudiar. Luego de una charla informativa me pareció que era la carrera que más se acercaba a lo que estaba buscando para mi futuro profesional.

La combinación de números y normas también me parecía interesante. Lo que buscaba, además, era una carrera que me brindara las mejores herramientas para la administración de un negocio. Y entendía que el enfoque contable, junto con las bases teóricas y prácticas de administración iban a ser un mix perfecto para ello.

Elegí ORT porque me gustó su propuesta. Basé mi decisión en recomendaciones de conocidos y en una charla informativa a la que asistí. El plan de estudios de cuatro años, en un horario óptimo para combinar trabajo y estudio, el prestigio de la universidad y la riqueza de los profesores terminaron definiendo mi decisión.

-¿Cómo fue tu experiencia como estudiante de ORT?

-Estoy muy contento de haber asistido a ORT. Cumplió todas las expectativas que tenía. Destaco la planificación, donde al principio de cada semestre conocía todas las fechas importantes y podía organizarme con la confianza de que no iban a haber sorpresas o cambios inesperados.

Además, tuve profesores muy talentosos, que iniciaron mi interés por temas que nunca antes había pensado que podían ser entretenidos. Me ayudaron a insertarme en el mundo profesional, con conocimientos y consejos de mucha utilidad.

No puedo dejar de mencionar a los compañeros que tuve a lo largo de mis ocho semestres como estudiante, que fueron grandes cómplices en los momentos más estresantes.

Por último, ORT me dio la oportunidad de realizar un intercambio en la Universidad del País Vasco. Esta fue una experiencia enriquecedora para reforzar mi capacitación y crecimiento desde un punto de vista académico, pero por sobre todo personal.

-¿Qué es lo más valioso que aprendiste?

-Si tuviera que elegir una sola cosa, me quedó con la dedicación. Aprendí que para lograr los objetivos hay que dedicarles tiempo y energía. La voluntad es un requisito muy importante y con ella podés llegar muy lejos.

Aprendí a tener confianza en mí mismo y saber que con perseverancia podía cumplir mis objetivos propuestos. La universidad no es solo conocimiento, es disciplina. Te enseña a ser metódico, a planificar, y esas son grandes herramientas a la hora de trabajar en cualquier organización.

-Realizaste el MBA de la Universidad Torcuato Di Tella y un intercambio en Kellogg School of Management. ¿Cómo se complementa la formación del Contador con la del MBA?

-Luego de haberme recibido en 2016 sabía que debía hacer un posgrado para continuar con mi capacitación profesional. Creo que uno nunca debe dejar de formarse. Decidí tomarme unos años para descansar del plano académico y dedicarme completamente al laboral, pero siempre con el objetivo puesto en este desafío futuro.

En base a lo hablado con conocidos y referentes laborales, me pareció que un MBA era el mejor postgrado para elegir. Termine de ratificar esta idea con un exprofesor de la carrera en la ORT que me orientó en este camino.

Buscaba un postgrado que incrementara mi conocimiento en el manejo de una organización.

En 2019 empecé el MBA en la Universidad Torcuato Di Tella. Tenía que viajar a Buenos Aires cada dos semanas. Luego, en el primer semestre de 2021, tuve la posibilidad de estudiar un trimestre del MBA en Kellogg School of Management, la escuela de negocios de Northwestern University, una de las más prestigiosas a nivel mundial.

Esta experiencia fue muy valiosa y a la vez, por su alto grado de exigencia, desafiante. De todas formas, en ambas universidades me sentí muy bien preparado y eso es en gran parte gracias a ORT.

Creo que el MBA es un gran complemento no solo para la carrera de Contador Público, sino que para cualquier carrera.

-Actualmente sos asociado en Guyer & Regules. ¿Cuáles son tus responsabilidades y desafíos?

-En Guyer & Regules trabajo como contador asociado de nivel intermedio en el departamento de zona franca, donde brindamos asesoramiento contable, laboral, fiscal y societario a empresas amparadas en dicho régimen.

Nuestra responsabilidad es siempre brindar una respuesta confiable y de calidad al cliente y ejecutar nuestras tareas de la mejor forma posible. Considero que lo importante es la relación con el cliente, establecer un vínculo y una confianza que permitan que el trabajo sea de agrado para ambas partes.

Los desafíos son muchos, ya que constantemente lidiamos con vencimientos y sabemos que los errores cuestan caros. Por eso la organización y planificación del trabajo son fundamentales. Es algo a lo que le presto mucha atención.

-Las innovaciones tecnológicas están generando una serie de cambios en la profesión. Con tu experiencia profesional y académica, ¿cómo visualizás estos cambios en los roles del contador?

-Sin duda están habiendo cambios, y lo veo como algo sumamente positivo. Los sistemas contables son herramientas cada vez más útiles. Estos nos permiten enfocarnos en cosas más importantes.

Algo que he aprendido a lo largo de los años es a valorar el tiempo y tratar de hacer que su uso sea eficiente.

Sin estos programas perderíamos mucho tiempo en hacer actividades que no agregan demasiado valor.

La tecnología permite que podamos dedicarnos a afinar detalles de una forma que quizás antes no era posible. Además, ha facilitado la obtención de reportes ricos en información para un mejor análisis de los datos.

El rol del contador está tomando un perfil más analítico, no solo para brindar una compilación de datos sino para aportar valor en ellos. Con estos avances también seguirán presentes nuestros conocimientos de la normativa y de los temas. Ese es el valor agregado que otorgamos.

La confianza y calidad del producto no es automatizable, pero sin duda se beneficia de la automatización. Esta permite la liberación de tareas rutinarias y que podamos realizar más actividades en un mismo periodo de tiempo.

El avance tecnológico acompaña y perfecciona el rol del contador. A nivel personal he vivido varios cambios y me he alegrado con cada uno de ellos.

-Como graduado de la carrera y con una amplia experiencia profesional, ¿qué recomendaciones harías a los estudiantes actuales?

-Recomiendo la carrera porque te da una preparación bastante amplia, que permite encontrar muchas salidas laborales.

Ya sea que busques ejercer la profesión y llevar los números de una sociedad, que quieras tener tu propio negocio o trabajar en la administración de una empresa, esta carrera te da las herramientas necesarias para desarrollar tu actividad, con conocimiento y un entendimiento de los temas.

Mi recomendación para los estudiantes actuales es que, a medida que avancen en la carrera, vayan decidiendo qué área es la que más les gusta y en cuál se quieren enfocar. Así pueden hacer carrera desde jóvenes.

En caso de no estar seguros o no querer ser expertos en un solo tema, la carrera es muy amplia. Te brinda la posibilidad de tomar caminos más generales y saber un poco de todo, lo que les irá abriendo distintas puertas con el correr de los años.