Novedades

Representar a Uruguay en el mundo como embajadora ante la Unesco

23/03/2021
Alejandra De Bellis es Licenciada en Estudios Internacionales por ORT. Hace cinco años que lleva adelante la responsabilidad de representar a nuestro país en el mundo al desempeñarse como embajadora de Uruguay ante la Unesco.
Alejandra De Bellis, Licenciada en Estudios Internacionales por ORT.

Luego de graduarse de la Licenciatura en Estudios Internacionales de la Universidad ORT Uruguay y de haber ingresado al Servicio Exterior de la República, Alejandra De Bellis asumió en el año 2016 como embajadora de Uruguay ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y se estableció en París, Francia.

En ese rol, día a día enfrenta el desafío de defender los intereses de nuestro país y compartir las experiencias uruguayas que puedan ser aprovechadas por otros países.

En esta nota, De Bellis cuenta los retos de su trabajo, cuáles son sus motivaciones, qué recuerdos tiene de su pasaje por ORT y qué huella le gustaría dejar a través de una carrera profesional que no conoce fronteras.

¿Cuál es el rol de un delegado permanente ante la Unesco?

La Unesco es la agencia especializada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a cargo de los temas de educación, ciencias (naturales y sociales), comunicación e información. Desde su creación, la organización tiene por misión contribuir para alcanzar la paz a través de la cooperación educativa, científica y cultural. Para ello, los países intercambian y negocian estándares y normas sobre estas materias; comparten sus experiencias y buenas prácticas, y cooperan entre sí. 

El rol de un delegado permanente ante la Unesco es representar a su país en todas las instancias intergubernamentales que tienen lugar en la organización, defender los intereses de su país y velar porque todo lo que la Unesco elabora —no olvidemos que es el gran laboratorio de ideas del sistema de la ONU— sea recibido y aprovechado en Uruguay. También ocurre a la inversa: busca que las buenas experiencias que tiene Uruguay a nivel nacional puedan ser compartidas y aprovechadas por otros países del mundo que las necesiten.

¿Cómo y cuándo se dio la posibilidad de ocupar este rol en París?

Desde muy temprano elegí seguir la carrera diplomática. Ingresé por concurso al Servicio Exterior de la República en el año 1996 y, a partir de entonces, cumplí diferentes tareas y tuve varias responsabilidades, tanto en Montevideo como en el exterior. Fue en 2016 que se me propuso asumir como embajadora de Uruguay ante la Unesco.

¿Cuáles son los principales desafíos que presenta tu actividad laboral?

La diplomacia multilateral exige una permanente capacidad de diálogo y de proposición, y, al mismo tiempo, ofrece enormes oportunidades para el país.

¿Cómo ha sido la experiencia de vivir en el exterior?

Estoy convencida de que es una experiencia enriquecedora. Profesional y humanamente, la salida al exterior, ya sea a estudiar o a trabajar, es una aventura que aporta diversidad, muchas veces nos interpela y nos permite ver el mundo y a nosotros mismos desde otro lugar.

"Aprendemos de nuestros pares, de otros colegas, de los aciertos y de los errores, y es fundamental compartir y transmitir esa experiencia".

¿Cómo recordás tu pasaje por ORT cursando la Licenciatura en Estudios Internacionales?

Fueron años muy lindos y tengo un precioso recuerdo, tanto del cuerpo docente, como del grupo de estudiantes, que era muy variado y combinaba personas de diferentes edades, con formaciones diversas y que se proyectaban en la carrera también desde y hacia horizontes muy variados. Todo esto daba una amplitud y potencial muy interesante. He seguido en contacto con varias personas hasta hoy.

¿Qué herramientas de las adquiridas en ORT durante la carrera aplicás en el día a día en tu trabajo?

Todas. Siempre digo que todas las herramientas y conceptos que aprendí durante la carrera, en las materias que cursé, tarde o temprano me sirvieron, o las vi en su aplicación práctica en mi vida profesional.

¿Qué huella te gustaría dejar a través de tu trabajo?

Lo que me parece más importante, cualquiera sea el ámbito profesional en el que uno se desarrolle, es hacerlo con compromiso y profesionalismo. También es muy importante la transmisión: la formación profesional es permanente y a lo largo de toda la vida. Aprendemos de nuestros pares, de otros colegas, de los aciertos y de los errores, y es fundamental compartir y transmitir esa experiencia.