Servicio de orientación laboral - Universidad ORT Uruguay
Servicio de orientación laboral

Currículum efectivo

El currículum es nuestro resumen de vida. Es una presentación de nosotros mismos. Así, el objetivo del currículum es muy importante: presentarnos y orientar al entrevistador sobre nuestros aspectos relevantes para ejercer el cargo al cual postulamos, despertando el interés del otro en conocernos a través de una entrevista.

En nuestros días, donde los candidatos solo tienen que apretar una tecla para enviar su currículum, los puestos de trabajo se vuelven cada vez más competitivos por el gran número de postulantes.

Se infiere, entonces, que la redacción de un buen currículum es crucial si querés mantenerte en competencia. 

Un currículum claro y bien redactado siempre será leído con atención. Un entrevistador solo se toma unos segundos para captar los aspectos del currículum que le resulten relevantes; frente a la enorme cantidad de currículums, aquellos que son poco claros no son generalmente tenidos en cuenta.

Así como la carta de presentación, el formato del currículum habla sobre aspectos de nuestra personalidad.

Es fundamental tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de su redacción:

  • El currículum debe ser propio para cada cargo. En caso de tener dos profesiones o carreras técnicas o ser idóneo en otras áreas, deberás ajustarlo resaltando tu formación y experiencia para cada búsqueda en particular.

  • Debe estar escrito de manera concisa, sintética y con párrafos breves. El tipo de letra es muy importante: debe ser clara, fácilmente legible (no olvidar que el que lo lee puede tener dificultades de visión). Verificá una y otra vez no cometer errores de ortografía.

  • Tiene que ser llamativo para el que lo lee, pero la originalidad no puede excederse. Podés utilizar colores pero no demasiados (dos sería lo ideal, dentro de los tonos más formales). No utilices colores muy brillantes ya que distraen al lector y ayudan a la pérdida del foco. Asimismo, se pueden utilizar negritas o subrayado. Enviá siempre el currículum original, y si lo llevás a mano, nunca utilices fotocopias.

  • Tiene que ser presentado en una página, que puede llegar a dos en la medida que vayas teniendo más experiencia para detallar responsabilidades o publicaciones realizadas. La información que brindes tiene que ser honesta, indicando fechas y datos precisos en cuanto a los períodos de formación educativa y los trabajos realizados. Cada tanto deberás rever el currículum y mantenerlo actualizado.

Tips para redactar un buen currículum 

Redactá oraciones y párrafos breves. 

No utilices un estilo narrativo. Tratá de enumerar bajo forma de acción, evitando así los pronombres personales (yo). 

Por ejemplo, al detallar las tareas es mejor nombrarlas como “Archivo”, “Ingreso de documentación al sistema”, “Redacción de informes para el directorio” que con el pronombre “yo” y el verbo conjugado.

No utilices un lenguaje informal ni abuses de tecnicismos y/o abreviaturas que el lector no tiene por qué conocer.

Revisá cuidadosamente la ortografía.

La información brindada tiene que ser relevante para el cargo específico al que estás postulando.

Tratá de ser consistente con el formato empleado.

No facilites información o expectativas salariales. En caso que sean solicitadas, estas deberán detallarse en la carta de presentación.

Formato del currículum 

Podés utilizar los formatos estándar o podés acceder a formatos más innovadores, teniendo en cuenta el tipo de trabajo al cual te estás postulando (en caso de puestos en el área de Diseño podrás aplicar más la creatividad, pero no en los casos de trabajos en el área administrativo-gerencial). 

miCVideal

CV WIZARD

cv winner

Datos personales

  • Nombre y apellidos completos
    Es conveniente que diferencies mediante negrita o con subrayado, el o los nombres de los apellidos, a efectos de evitar confusión con los apellidos que pueden ser nombres o viceversa. 

  • Lugar y fecha de nacimiento

  • Nacionalidad

  • Datos de contacto

    • Domicilio
    • Teléfonos
      De ser posible, incluí el teléfono fijo y el celular.
    • Dirección de e-mail
    • Dirección de LinkedIn
      Es importante que tengas un buen perfil de LinkedIn, ya que es una de la redes profesionales más importantes y la más utilizada para aumentar tus contactos laborales, nuevas relaciones y networking y, por lo tanto, tener mayor acceso a oportunidades laborales.

  • La foto puede ser opcional
    En Uruguay, la mayoría de los empresarios prefieren que el currículum esté acompañado de una foto. En este caso, verificá que se trata de una foto carné, de frente, preferentemente con fondo claro, que abarque la cara y los hombros. 

  • Objetivo profesional
    Si bien es opcional, en caso de incluirlo realizá un breve detalle de tu formación y tus aspiraciones profesionales a corto y mediano plazo. 

Antecedentes formativos 

Es importante que mantengas el mismo formato durante todo el currículum: fecha, institución, título o cargo, y enumerar en orden decreciente, empezando por lo más reciente. El orden sería: estudios de postgrado, estudios de grado o universitarios, estudios técnicos.

Dentro de este apartado se encuentra la formación complementaria: cursos relacionados con tu profesión o con el cargo. Generalmente se refiere a idiomas e informática.

Mantené el mismo criterio de fecha, institución y título obtenido.

En el caso de los idiomas, no olvides señalar si tenés exámenes internacionales aprobados. No es conveniente insertar tablas de valoración del idioma, ya que resultan subjetivas y de poca utilidad para el entrevistador.

Antecedentes laborales

Nuevamente utilizaremos el orden decreciente, empezando por lo más reciente; mantenemos la enumeración de fecha (de inicio y finalización), empresa y cargo.

Se suma aquí un breve resumen de las responsabilidades principales. Recordá que tenés que enumerar bajo forma de acción y no de redacción. 

Son válidas las pasantías, voluntariados o trabajos realizados en empresas familiares o de manera freelance. Cuando tengas la primera experiencia laboral formal, deberás ir prescindiendo de los anteriores. 

Referencias

Las referencias son de dos tipos: laborales y personales.

Si todavía no tenés referencias laborales, podés acudir a las personales.

Para esto es necesario que brindes los nombres de dos profesionales universitarios de tu conocimiento (pueden ser docentes de la universidad). Tendrás que detallar su nombre completo, su profesión y su teléfono. 

Por cada trabajo que hayas tenido tendrás una referencia laboral. La persona tiene que haber sido tu jefe o cualquier individuo en la empresa que haya tenido un cargo superior al tuyo. No son referencias válidas los familiares ni los compañeros de trabajo con cargos inferiores al tuyo. Tendrás que detallar el nombre completo, el cargo, la empresa y el teléfono de contacto.

En cualquiera de los dos casos no olvides pedir autorización a la persona para poder dar su nombre a modo de referencia.